El VEGASWING 66 permite detectar todo tipo de productos, independientemente de su densidad o conductividad, a temperaturas hasta 450ºC. Pueden ser instalados desde cualquier posición y pueden sustituir a otras tecnologías fácilmente. Al no disponer de partes móviles, no sufre desgaste y por tanto el mantenimiento es mínimo. 
Su autodiagnóstico permite detectar un posible fallo en el momento que se produzca (adherencias, fallo electrónico o del piezo, corrosión, etc.), por lo que permite trabajar con seguridad en todo momento, reduciendo las tareas de verificación o mantenimiento.En la industria Oil&Gas y Energía son abundantes las aplicaciones donde se desea detectar productos no conductores a muy altas temperaturas de proceso, como hidrocarburos o HTF. Los típicos detectores conductivos utilizados para las aplicaciones de condensado de vapor no pueden ser utilizados y la única solución existente hasta el momento, son los flotadores mecánicos, pero también tienen límites de temperaturas. Éstos también se ven afectados por cambios de densidad del producto o no tienen funciones de autodiagnóstico, por lo que se puede generar un estado de fallo sin ser detectado.
 
                
 
Beneficios para el usuario:
  • Fiabilidad y seguridad en la medición en condiciones de proceso extremas, gracias a su auto-monitorización continuada.
  • Ahorro de tiempo gracias a su sencilla configuración y puesta en marcha.
  • Ahorro en costes de mantenimiento.

Puede consultar más información sobre la Serie VEGASWING 66 pulsando aquí.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si las rechaza, puede que la página no funcione correctamente. Al utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de las cookies. We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. Ver política/See policy